"Cada hoja es todas las hojas del innumerable Arbol de los Relatos"

Wednesday, December 17, 2008

Como Alfonsín... (¿Por qué no le diremos "Alfonsito"?)


O como Apu, el de los Simpsons ¿A quién se parece este pibe?
Los inmigrantes les transmiten a sus hijos un amor desmesurado por la Patria que eligen para vivir. Mi madre, aunque no deja de estar conectada día a día con La Coruña que la vio nacer, persiste en sacarse fotos con la bandera argentina y decir que nosotros somos muy desagradecidos con este suelo. Yo no coincido con ella al cien por ciento. Los que tenemos este extraño sentimiento de doble nacionalidad, heredamos esa sensación que describe en su propuesta, el ahora “flamante” presidente electo norteamericano. El entonces senador Barak Obama, opinaba:
“Creo que es hora de que una nueva generación decida (…) Y que este fue el momento en que renovamos aquel Estados Unidos que alentó a generaciones de fatigados viajeros de todas partes del mundo a hallar oportunidades y libertad y esperanza en nuestra tierra.
No fue hace mucho que los granjeros de Venezuela e Indonesia daban la bienvenida en sus aldeas a médicos estadounidenses y colgaban fotos de JFK, entre ellos mi padre, esperaban cada día una carta en el correo que les otorgara el privilegio de venir a Estados Unidos a estudiar, trabajar, vivir o simplemente ser libres.
Podemos ser nuevamente ese país. Este es nuestro momento de renovar la confianza y la fe de nuestro pueblo_ y de todos los pueblos_ en un Estados Unidos que combate los males inmediatos, promueve un bien ulterior y lidera el mundo una vez más.”


Parece Alfonsín, el guacho. Con esa labia, tenía que llegar…

"Renovar el liderazgo norteamericano". Publicado en “Archivos del Presente” nº45.

No comments:

About Me

My photo
“María Elsa Rodríguez nació en San Miguel (Buenos Aires, Argentina). Supo que lo suyo no eran las obtusas matemáticas, y que los sueños la movilizaban más que la realidad. Estudió Cinematografía, Fotografía, Biología Marina y Bibliotecología. Formó parte del elenco de: “Gris de Ausencia”, de Roberto Cossa y “Tartufo”. En un momento sospechó que la película más genial y el mejor libro ya existían, por ello, decidió respetuosamente seguir escribiendo en secreto... hasta que: “Mirna, un domingo en camiseta” se estrenó en teatro, para su sorpresa, y envió unos cuentos a una editorial...”