"Cada hoja es todas las hojas del innumerable Arbol de los Relatos"

Monday, July 28, 2008

"Fundidos el uno en el otro..."

"Un escritor importante se reconoce leyendo unas pocas páginas"

La emoción de un editor (dice Jorge Herralde, creador de la editorial Anagrama), es hallar una buena literatura en un manuscrito desconocido. según Juan Manuel Bordón, este hombre es, a su modo una leyenda http://www.clarin.com/diario/2008/06/23/sociedad/s-01700030.htm

Es difícil escribir una novela, manifestaba Alejandro Dolina no hace tanto. Uno termina sintiendo en un momento que está pirando... “esto ya lo escribí ¿estaré repitiendo?” y se la pasa releyendo para corroborar. ¿El editor te soluciona ese asunto? ¿Hay leedores a sueldo que ayuden cuando ya el autor se pudrió y se siente confuso y cansado de esa gente que sacó del mate y puso en montañas de papel?
La mía... “la novelerda”, tenía “absurdeces” por todos lados. Desde los guiones de diálogo precedidos por los nombres de los personajes (defectos de formación = deformación profesional)
Me llevó más tiempo la corección en si que la escritura... y, convengamos que no logro dedicarme solo a eso, lamentablemente. Necesitaría un mecenas.
Espero que quienes la estén “ocservando” le miren otros valores y omitan las boludeces.

Tratando de olvidarme de este asunto, retomé la lectura de los libros para los exámenes... y, encontré uno de un señor que buscaba objetos perdidos... para el “Museo del Universo”. El caso más interesante es que abajo se cita. Un escritor que escribe con su sangre su única obra... un escritor desconocido que tiene tres únicos fans que son los sospechosos de su desaparición.
Efectivamente, uno de ellos, cual la gorda de: “Misery”, lo hace consumir sus últimas gotas de sangre=tinta sin importarle que muera...

“3. La Pluma-vampiro

“A los pocos días Raval apareció de nuevo por mi oficina, que estaba un poco más limpia. Puso una revista sobre mi escritorio, y así empezó mi segunda aventura.
(...) Era una revista literaria muy vieja. En la página 45 decía: “Alcides Lancia, el famoso escritor de: El nictálope.”. Quiere decir “alguien que nunca duerme”

“La lapicera estaba conectada a un tubito que le llegaba hasta las venas... no supe lo que era hasta leer la nota.

Aunque todavía es un autor ignorado, es uno de los más grandes artistas de nuestro tiempo. Nos referimos, por supuesto a Alcides Lancia. Como prueba de su imaginación están los ocho tomos de su obra única, El nictalope. Es una mezcla de cuentos con novelas, con cartas, con diarios íntimos, sueños, delirios... y es una obra única en más de un sentido, porque Lancia no la escribió con tinta común... sino con su propia sangre. Pudo hacerlo gracias a un artefacto creado quién sabe por quién, y al que Lancia llama la pluma vampiro.
Debido a su pérdida desangre el escritor se fue debilitando a medida que escribía. Y hace dos años Lancia decidió donar la pluma a una misteriosa institución llamado el Museo del Universo. Al día siguiente desapareció y nunca más se volvió a saber de él.”

(...)

“Lo que vale es que está por concluir su obra. Me llevó años encontrarlo y traerlo aquí. Yo lo rescaté para que terminara el nictálope. Ahora le falta muy poco para acabar. ¿Cuántas páginas Alcides?
_ Dos _dijo el escritor.”

“Tenga en cuenta señor Lenz que está asistiendo a un hecho histórico. Observe que su lenta agonía no logra detener la escritura.
_ Ya casi no puedo_ dijo Lancia_. Me falta sangre para terminar. Estoy muy débil.
_ tenemos al señor Lenz, por eso lo traje aquí. Puede servirnos para portarla tinta que falta.”
(...)
“_ Usted sabe que solo puedo escribir con mi sangre. Con la mía o con la de...
_ ¿Con la de quien?
_ Con la suya, Vidor... usted fue mi editor, ya ahora ha permitido que con su insistencia yo volviera a escribir... Me ha encerrado aquí durante meses, y fue como si trabajáramos juntos al fin y al cabo. Uno solo no hubiera terminado con la tarea. Es como si estuviéramos fundidos el uno en el otro...”


Pablo De Santis: “Lucas Lenz y el Museo del Universo”. Alfaguara, 1992. ISBN 950-511-134-7

No comments:

Blog Archive

About Me

My photo
“María Elsa Rodríguez nació en San Miguel (Buenos Aires, Argentina). Supo que lo suyo no eran las obtusas matemáticas, y que los sueños la movilizaban más que la realidad. Estudió Cinematografía, Fotografía, Biología Marina y Bibliotecología. Formó parte del elenco de: “Gris de Ausencia”, de Roberto Cossa y “Tartufo”. En un momento sospechó que la película más genial y el mejor libro ya existían, por ello, decidió respetuosamente seguir escribiendo en secreto... hasta que: “Mirna, un domingo en camiseta” se estrenó en teatro, para su sorpresa, y envió unos cuentos a una editorial...”