"Cada hoja es todas las hojas del innumerable Arbol de los Relatos"

Sunday, October 19, 2008

Festejos dispersos


Hoy domingo 19 de octubre, se celebra en Argentina, el día de la madre…
Como adhesión a los festejos “en mi honor”, mi hermana decidió festejar su cumple mañana al igual que “San Guido” Mortensen (quien hará lo propio con su cincuentenario).
Aquí lo vemos en el afiche publicitario de la película que co-protagoniza con su amigo Edu, donde parece estar pensando: “Si con Obama no me dan el Oscar esta vuelta, me consigo un laburo como la gente de una buena vez… ¡Hasta a God le he pedido!”
Bueno che, no desesperes: “Si haces siempre lo mejor que puedas, nunca podrás recriminarte ni arrepentirte de nada”, decían los Toltecas cuando los invadieron unos bárbaros europeos “para hacerles el bien”. No es que yo estuviera ese día nefasto para presenciar semejante brutalidad (soy menor que mi hermana cumpleañera, quien a su vez es mayor que el tal “Van Mortensen”, pero no se si ellos quieren que se los recuerde). En la foto se observa a mi papá junto a ella y “nosotros” los niños, como testimonio.

De cualquier modo, si no los veo mañana (es mi último día de cursada… “la última cruzada”, les diría). Así que:

¡Feliz cumpleaños para Elenita y Guido!
¡Felices Pascuas para Raúl Alfonsín!

Y ¡Feliz “no cumpleaños” al resto!
Sobre todo a mi amiga Lili... (entre mi sobrino y yo en la imagen)que cumplió el 14. Por eso sigue siendo más joven, porque me olvido de saludar "en fecha" y le quito edad con esta gentileza.
De nada...


“In my life, I love you more”


(Mariel, Los Beatles, La Liebre de Marzo y el Sombrerero Loco… de la mano de Lewis Carroll)

No comments:

Blog Archive

About Me

My photo
“María Elsa Rodríguez nació en San Miguel (Buenos Aires, Argentina). Supo que lo suyo no eran las obtusas matemáticas, y que los sueños la movilizaban más que la realidad. Estudió Cinematografía, Fotografía, Biología Marina y Bibliotecología. Formó parte del elenco de: “Gris de Ausencia”, de Roberto Cossa y “Tartufo”. En un momento sospechó que la película más genial y el mejor libro ya existían, por ello, decidió respetuosamente seguir escribiendo en secreto... hasta que: “Mirna, un domingo en camiseta” se estrenó en teatro, para su sorpresa, y envió unos cuentos a una editorial...”