"Cada hoja es todas las hojas del innumerable Arbol de los Relatos"

Sunday, September 12, 2010

Love

“... cuando George Harrison aún estaba vivo. En los salones VIP de las carreras de Fórmula Uno, el ex beatle se hizo amigo de Guy Laliberté, el fundador del Cirque du Soleil, una compañía artística canadiense que realiza espectáculos circenses sin apelar a animales. Conversaron mucho sobre algún día hacer algo juntos, pero la idea no llegó nunca a materializarse. Laliberté le comentó estas charlas a su director creativo que estaba buscando ideas para futuros espectáculos y decidieron avanzar en un espectáculo basado en música de Los Beatles. Cuando la gente del Cirque du Soleil tuvo un diseño lo suficiente avanzado de lo que planeaban hacer, fueron a ver a Neil Aspinall que se mostró interesado en la idea y prometió sondear a los sobrevivientes y herederos de Los Beatles.




La idea (…) fue creciendo. Se quería modernizar el sonido beatle, a la manera que el productor y músico Junkie XL lo había hecho con el tema “A Little Less Conversation” de Elvis Presley. Pero cuando esto fue mencionado, la iniciativa se cortó de cuajo: a nadie le había gustado escuchar a Elvis con baterías electrónicas. Entonces se consultó si se podría hacer algo con las cintas de Los Beatles, y en ese punto Aspinall telefoneó a Sir George Martin, que seguía trabajando como consultor pero absoluta y definitivamente retirado de los estudios de grabación; ya era un hombre cercano a los 80 años y sus oídos no funcionaban como antes. Pero Martin no había perdido ni un ápice de su inteligencia y propuso realizar un mash-up de Los Beatles utilizando las cintas originales. El mash-up es una técnica por la cual se mezclan dos o más canciones diferentes para producir una nueva, pero nunca nadie se había propuesto en ese entonces hacer algo así con Los Beatles sabiendo como protegían su catálogo.
(…) La idea no terminó de definirse hasta que George Martin sugirió que involucrasen a su hijo Giles, quien se había transformado en un exitoso productor por derecho propio (…) se puso a trabajar en el máximo secreto junto al equipo que hizo Let it be… Naked y sacó a su padre del retiro. Nadie conocía esas cintas como George Martin y fue un guía estupendo.
La experimentación comenzó a dar resultados concretos y cuando hubo algo para mostrar se fue convocando a Yoko Ono, Olivia y Dhani Harrison, Ringo Starr y Paul Mc Cartney. (…) Fueron dos años de ardua labor, con interconsultas todo el tiempo entre los Mrtin, Cirque du Soleil y Los Beatles (sobrevivientes y herederos), pero el resultado final fue sorprendente: era un disco “nuevo” de Los Beatles. Como jamás se los había escuchado, ya que una de las premisas era restaurar la grabaciones remezclando y remasterizándolas y, como se sabe, eso todavía no había sido hecho. También se hizo otra cosa: adaptar el material al sistema de sonido Sorround 5.1.


Love, tal era el nombre del trabajo, debe ser considerado como la banda de sonido del espectáculo de Cirque du Soleil. Fue editado el 20 de noviembre de 2006, con enormes ventas y una crítica deslumbrada que no escatimó adjetivos superlativos. Y el éxito artístico de este álbum se vio reforzado porque no se transgredió ninguna de las reglas: no se utilizaron otras grabaciones que no fueran las de Los Beatles, no se hicieron loops de batería, ni se agregaron instrumentos. La única “trampita”, consentida por Olivia y Dhani Harrison, fue utilizar una toma alternativa, un demo, en verdad, de “While My Guitar Gently Weeps”, y agregarle un arreglo orquestal hecho por George Martin. “Hice mi primera orquestación para Los Beatles en 1965, y no pude negarme a esta, 41 años después, que será la última de mi vida”, se sinceró Martin, La legalidad estaba al orden del día."



De: "Beatlend"

No comments:

About Me

My photo
“María Elsa Rodríguez nació en San Miguel (Buenos Aires, Argentina). Supo que lo suyo no eran las obtusas matemáticas, y que los sueños la movilizaban más que la realidad. Estudió Cinematografía, Fotografía, Biología Marina y Bibliotecología. Formó parte del elenco de: “Gris de Ausencia”, de Roberto Cossa y “Tartufo”. En un momento sospechó que la película más genial y el mejor libro ya existían, por ello, decidió respetuosamente seguir escribiendo en secreto... hasta que: “Mirna, un domingo en camiseta” se estrenó en teatro, para su sorpresa, y envió unos cuentos a una editorial...”