"Cada hoja es todas las hojas del innumerable Arbol de los Relatos"

Friday, January 01, 2010

La única verdad es la irrealidad

Se fue el 2009, porque ya nadie lo quería…
Estaba repasando lo que me quedó en el tintero:

- El Cine (ya sabemos que “se fue con otras”):Tira a mamá del tren
… me dicen que ya se le había ocurrido a Danny De Vito.

- La Literatura (una de “las pocas”, que de verdad acompaña): “Por qué tardé tanto en DEScasarme”, parece que ya está escrito…

- Editar una novela en la editorial de Viggo Mortensen: http://www.percevalpress.com/books.html
(quien se llevó mi pen drive el 11 de agosto en el bolsillo del pantalón… y, parece que por estar enamorado de otra, trató de usarlo para encender un pucho... en ese estado tan particular).
Así, mi querido Kingston fue a parar a la basura y la notebook del artista aún tiene incrustado un encendedor de plástico que lo averguenza frente a sus amistades.
Díganme si esa no es mala suerte...
Seguro a ustedes no les pasa.
Adjunto la foto que nos sacaron ese día, y el link http://unadextranjerosenyankilandia.blogspot.com/
para que este 2010 se pongan a leer la novela de marras y los cuentitos que, si bien están editados, piensen que en la era de la cibernética, la electrónica ayuda a ahorar papel y salvar árboles…

Háganlo por ellos…

O, re-envíen piadosamente a sus contactos.

Quien sabe si no le llega a algún editor que me publique de la forma tradicional la novela que estoy escribiendo ahora…

No comments:

About Me

My photo
“María Elsa Rodríguez nació en San Miguel (Buenos Aires, Argentina). Supo que lo suyo no eran las obtusas matemáticas, y que los sueños la movilizaban más que la realidad. Estudió Cinematografía, Fotografía, Biología Marina y Bibliotecología. Formó parte del elenco de: “Gris de Ausencia”, de Roberto Cossa y “Tartufo”. En un momento sospechó que la película más genial y el mejor libro ya existían, por ello, decidió respetuosamente seguir escribiendo en secreto... hasta que: “Mirna, un domingo en camiseta” se estrenó en teatro, para su sorpresa, y envió unos cuentos a una editorial...”