"Cada hoja es todas las hojas del innumerable Arbol de los Relatos"

Monday, October 11, 2010

Sin querer...

En el marco del Festival Multidisciplinario de Artes Enlaces (http://www.enlacesuntref.blogspot.com/), que anualmente se realiza en Untref (http://www.untref.edu.ar/), la escritora Sivia Carrera presentó su novela: "Sin querer...", cuyo título alude a la conocida frase que usaba "el Chavo del 8" en la conocida serie televisiva.

Dentro del espacio del "Café de Las palabras", Juana Iglesias hizo primero una reseña de la obra y, la propia autora aclaró que esta historia de amor, está signada por los veinte años que transcurren para sus personajes (de 1979 a 1999) y para la Argentina del proceso militar y los años posteriores a ese nefasto período. Se lee en la contratapa de este libro artesanal que Scarr Producciones editó:

"Todos hemos sido creados para cumplir alguna misión; algunos hemos nacido solo para encontrarnos con otros, y allí, en ese encuentro, en ese cruce, pasará algo o no. La Maja nació para que Goya la pintara y así ser imperecedera, pero anónima; ella se cruzó en el camino del pintor para que él fuese famoso, inmortal. Los vikingos descubrieron el Nuevo Continente, pero Colón tuvo mejor prensa. dicen que la penicilina fue una casualidad unida a la curiosidad del científico, y yo sostengo que fue efecto causal de su trabajo. estamos en este mundo para ser partícipes de nuestra vida y de la de otros, que el Gran Artesano ya trazó, ya armó, con su altísima paciencia."

De: Silvia Carrera: "Sin querer...". Buenos Aires : El autor, 2008.

ISBN: 978-987-05-4826-3


No comments:

About Me

My photo
“María Elsa Rodríguez nació en San Miguel (Buenos Aires, Argentina). Supo que lo suyo no eran las obtusas matemáticas, y que los sueños la movilizaban más que la realidad. Estudió Cinematografía, Fotografía, Biología Marina y Bibliotecología. Formó parte del elenco de: “Gris de Ausencia”, de Roberto Cossa y “Tartufo”. En un momento sospechó que la película más genial y el mejor libro ya existían, por ello, decidió respetuosamente seguir escribiendo en secreto... hasta que: “Mirna, un domingo en camiseta” se estrenó en teatro, para su sorpresa, y envió unos cuentos a una editorial...”