"Cada hoja es todas las hojas del innumerable Arbol de los Relatos"

Sunday, February 15, 2009

La pregunta que faltaba:

Mientras esperaba en la peluquería, pensaba en cuanta razón tenía Anita al hacerse mala sangre por todo el tiempo del fin de semana que se pierde en estas boludeces que nadie puede hacer por nosotros (a Fede no le pasa).
Para no sentir que estaba al dope, me puse a hojear una revista en la que aparecía un reportaje a Roberto Pettinato. En la introducción, el periodista cuenta cuantas veces el Rober se le había negado. Obviamente, para que le pregunten mil veces lo mismo…
Incluso medio que le explica que sueña con otra vida menos embolante.

“Petinatto es uno solo _dice de si mismo_ es un todo y al mismo tiempo es nada. Sabe un poco de todo y nada específico de nada.
(…) Toco el saxofón, aunque ahora más la guitarra y la batería; me encantaría poder dormir mucho. Los sueños son lo mejor que me pasó en la vida. Soñar, soñar y soñar uno tras otro. Los sueños son absurdos y ridículos. Algunos parecen salidos de los Expedientes X.
_ ¿Qué observás cuando conocés a alguien nuevo?
_ Su pensamiento. Su forma de encarar una conversación. Me encanta la gente a la que le pasaron cosas, que tiene anécdotas que yo ya he perdido por el encierro. Hay gente que está viva ¿No?, que parece absorberlo todo de pronto. Esos me gustan.
_ ¿Qué te causa admiración?
_ El sentido del humor sorprendente. No tiene que ser alguien genial, sino solo decir algo que a mi jamás se me hubiese ocurrido (…) me encanta reflexionar humorísticamente. En realidad no soy sino un “reflexionador”.
(…) Nunca sabemos lo que les legamos a nuestros hijos. Con el tiempo ellos lo dirán, o tal vez, nos visitarán en el asilo. Sinceramente no espero nada de ellos. Tal vez por eso me lo den todo.
_ ¿Hacés algún tratamiento médico?
_ Hice y hago terapia. No quiero decir que sea fanático (…) No soy un hombre con el rumbo demasiado claro. Siempre me gustó el tema “el hombre de ningún lugar haciendo planes para nadie”, de los Beatles. Al final me emocionaba cuando decían: “¿No es él un poco como vos o como yo?” ¡Maldita sea! Y eran los Beatles, que estaban educándonos a todos.
(…)
_ ¿Tu analista es hombre o mujer?
_ Es pianista. Un genio que querría ser famoso, pero gracias a Dios no le tocó esa tontería. Un día me contó que visitaba a Lacan. Casi muero de la emoción. Es de los que entienden que muchas veces los sueños son una versión cómica alternativa de la vida real.
(…)
_ ¿Alguna vez te ofrecieron ser candidato político?
_ Yo no soy candidato, soy directamente presidenciable. Y sería el nuevo Perón, sin duda. Se como hacer reír a los enemigos y se como conquistar.
_ ¿Recordás seguido a tus padres?
_ Lloro por mi madre. Mi madre era de película, una suerte de Lolita Torres, y mi padre el hombre duro-blando tipo Gregory Peck. Eran padres especiales. No se me presentaron en sueños como me lo habían prometido. Una lástima, pero todavía no puedo volver a la casa de ellos. Odio y amo los recuerdos.
(…)
_ ¿Qué hacés los fines de semana?
_ Nada. Sueño, sueño, sueño. Esa es mi vida. Nada en especial.”

Entonces, la pregunta que le quedó colgando al reporteador cae de madura: ¿Qué soñás ahora, tío?

No comments:

About Me

My photo
“María Elsa Rodríguez nació en San Miguel (Buenos Aires, Argentina). Supo que lo suyo no eran las obtusas matemáticas, y que los sueños la movilizaban más que la realidad. Estudió Cinematografía, Fotografía, Biología Marina y Bibliotecología. Formó parte del elenco de: “Gris de Ausencia”, de Roberto Cossa y “Tartufo”. En un momento sospechó que la película más genial y el mejor libro ya existían, por ello, decidió respetuosamente seguir escribiendo en secreto... hasta que: “Mirna, un domingo en camiseta” se estrenó en teatro, para su sorpresa, y envió unos cuentos a una editorial...”