"Cada hoja es todas las hojas del innumerable Arbol de los Relatos"

Thursday, July 20, 2006

Los hombres apuestos son muy jodidos...


En esta foto, estaba con unos jóvenes artistas que conocí en un parto. No querian que publique algo más reciente, porque el muchacho, se puso realmente guapo... y ya sabemos lo que pasa. Los hombres son así. Me recordó un texto de la época de: "Episodio I", la saga de "Star Wars". Yo le mandaba estas cosas a Guinzburg, y él se reía y no me dejaba triunfar. Por eso, es lo que yo decía:

LOS HOMBRES APUESTOS SON MUY JODIDOS, A VECES

"Hombres que no me aman... ¡Están creando un monstruo!
(Laura Oliva, filósofa contemporánea)


Digo esto, porque me ha tocado vivirlo en carne propia, por no haber sido "la chica de la película", la doncella... parece que no di el "fisique du rol". Yo también, de joven, quise ser bella, alta y rubia... pero como no logré los primeros dos pasos de mi objetivo, no pienso desmoralizarme a esta altura (cuando se me antoja, de caprichosa nomás, ser joven). Me tiño el pelo de amarillo y listo. Una de tres. Algo es algo. Pero eso es, justamente lo que me critica mi terapeuta, que me conformo con poco, que le temo a mi grandeza...

Lo que ella no entiende, y por eso me ofendo con los hombres en general (y en civil también), y con los guapos, sobre todo, es porque si hacemos una línea de tiempo desde que tengo ocho años hasta los treinta y pico, cuando finalizó mi apasionado romance con Michael Douglas (lo de apasionado es de mi parte, claro, porque creo que él nunca lo llegó a saber..., pero de todos modos me engañó con toda mina que se le cruzó, y se inventó eso de su "adicción al sexo". Lo que me confirma que es el más capo de todos, el rey del verso, como a mi me gustan... Lo que rebalsó el vaso y me hizo replantearme nuestra bella relación, es que no solo ya no nos vemos por la tele (con el verso ese de que no están dando "Las Calles de San Francisco" porque hay programas más nuevos), lo que me jode es que el tipo se casó con otra mina... ¡Que es extranjera como yo lo soñé, pero es OTRA!

Así que por despecho (y si lo comento es porque sucedió una madrugada cuando amamantaba a los mellizos, lo que me provocó el asunto este del "alicaimiento y reducción" de mis otroras "flor de lolas"), me enamoré del primer tipo pintón que pasó por mi pantalla... que no era otro que Liam Neeson. Y ni siquiera me importó que fuera a la carrera y en pollerita.

Y, ahora que estoy en la madurez de mis días... (porque la psicóloga de marras, a quien con gusto cambiaría por la "Dra. Diu"), me dice que la adolescencia llega hasta los treinta y cinco años nada más... reconozco que Liam ha sido "mi musa inspiradora" (aunque después el resentido de mi marido me aclaró lo de la pollerita, hacía de escocés el tipo), y lo de la calma y la tranquilidad, debe estar por llegar, calculo, porque a mi me sigue intranquilizando, el hombre... aunque ya está mostrando la hilacha, el vil. Ya no se me aparece como antes cada vez que prendo la tele...(¡Igual que Michael!), y estoy bastante preocupada, en realidad, porque al que si se le aparece seguido es a mi marido... ¿Se me estará "aputando" el superhéroe?. En eso, la verdad, no se parece a Michael, pero es lo que me faltaba, la última muestra de la mala voluntad que me tienen los tipos... Y no quiero seguir "ahondando" porque para mi este asunto es algo demasiado profundo, y no hace más que recordarme que los hombres apuestos son muy jodidos, a veces...

1 comment:

Anonymous said...

Hey, you have a great blog here! I'm definitely going to bookmark you!

I have a sperm site. It pretty much covers sperm related stuff.

Come and check it out if you get time :-)

About Me

My photo
“María Elsa Rodríguez nació en San Miguel (Buenos Aires, Argentina). Supo que lo suyo no eran las obtusas matemáticas, y que los sueños la movilizaban más que la realidad. Estudió Cinematografía, Fotografía, Biología Marina y Bibliotecología. Formó parte del elenco de: “Gris de Ausencia”, de Roberto Cossa y “Tartufo”. En un momento sospechó que la película más genial y el mejor libro ya existían, por ello, decidió respetuosamente seguir escribiendo en secreto... hasta que: “Mirna, un domingo en camiseta” se estrenó en teatro, para su sorpresa, y envió unos cuentos a una editorial...”