"Cada hoja es todas las hojas del innumerable Arbol de los Relatos"

Sunday, September 13, 2009

Una película pequeña pero sutil...

"Good"
¿Para qué más?
¿Qué necesidad de ir a remar a Venecia por “La carretera”?
¡Si son canales angostitos y marrones!
El Río de La Plata es una carretera marrón, clon de Helmut… ¿Qué pasó? No te dan bola los tanos. Paciencia. Volvé al barrio. Si te tomabas el 181 que te deja en Caseros estabas al toque para venir con nosotros a "Enlaces". No te preocupes, ahora se viene el festival de objetos inútiles, pero eso es otra historia...

De verdad, quería seguir guardando compostura para finalizar dignamente con el tema que vengo sosteniendo desde hace varias entradas atrás. Pero encontré el petite collage que había pegado en el pen-drive que le obsequié a este muchacho de la foto de la derecha (con perdón) de la pantalla... al que le espeté que se me hacía parecido al de la izquierda (quien me estaba tirando unos efluvios para que cambie mi fortuna en la Feria del Libro).



En lugar de la improvisada etiqueta escrita a mano a la carrera cuando lo vi aparecer inesperadamente en la vereda de enfrente, el adminículo en el que solía transportar mis escritos tenía pegada la frase del título y una banderita argentina que decía "la próxima". Pero la plasticola no es tan fiel a la hora de mantenerse pegada contra el plástico... y se me había caído en la cartera que recien ahora vuelvo a usar y veo este bonito cartel que me quedó de recuerdo.



Bueno, en Venecia el caballero dice que le gustaría hacer algo en Argentina el año que viene...




¿Otra película pequeña pero sutil, che?

¿Cómo sería "el Inglés"?

Un amigo me había hecho el afiche con las caras de quienes yo tenía en mente cuando escribí el guión: "Adjunto afiche. Fijate si te gusta. Te lo hice chiquito para poder mandártelo por mail.
Cuando nos vemos me pasás un CD y te lo grabo. Si te gusta así contestame el mail que te voy haciendo el afiche con mucho mejor definición"






El muchachito era Neeson, al que le afanamos provisoriamente un cartel de otra película suya (todos me decían: "alcanzáselo a Viggo cuando viene a a cancha", pero a mi me gustaba Liam porque había leído un reportaje buenísimo de cuando hizo "Michael Collins"), la chica Cecilia Roth... el director Campanella y los demás: Oscar Martínez, Nicolás Cabré, Osvaldo Santoro, Eduardo Blanco (quien prometió contestarme que le había parecido cuando volviera de Tandil de filmar con China Zorrilla).
Y acá estamos todavía en eso...

-”De vuelta a Good, ¿le interesan más estos proyectos cercanos, alejados de los grandes montajes?
-”Es una película pequeña pero muy sutil. Sin grandes recursos económicos. Que no tiene ni personajes ni momentos extraordinarios, pero que puede resultar incómoda.
En el género de cine nazi siempre ha habido personajes extraordinarios o una catarsis con una conclusión dramática.
Aquí, en este cuento, no ocurre, sino que se plantea como cosas que pasan en un ambiente de aparente normalidad. Lo que resulta es que todos tienen que ver con todo lo que pasa, aunque se sientan ajenos e inocentes. Por eso digo que puede resultar incómoda para algunas gentes.”



Y si Viggo, la vida no siempre es lo que esperamos y la gente se ve inmersa en situaciones no esperadas donde debe decidir que hacer.
De eso se trata la cosa.

No comments:

About Me

My photo
“María Elsa Rodríguez nació en San Miguel (Buenos Aires, Argentina). Supo que lo suyo no eran las obtusas matemáticas, y que los sueños la movilizaban más que la realidad. Estudió Cinematografía, Fotografía, Biología Marina y Bibliotecología. Formó parte del elenco de: “Gris de Ausencia”, de Roberto Cossa y “Tartufo”. En un momento sospechó que la película más genial y el mejor libro ya existían, por ello, decidió respetuosamente seguir escribiendo en secreto... hasta que: “Mirna, un domingo en camiseta” se estrenó en teatro, para su sorpresa, y envió unos cuentos a una editorial...”